Exponen casos de violaciones a derechos humanos ante el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos

Ciudad de México, 1º de septiembre, 2016.

  • La Sierrita de Galeana expone caso emblemático de la defensa de su tierra y bienes naturales ante la industria extractiva en México.
  • Se exhorta al Grupo de Trabajo a trabajar con el gobierno canadiense para integrar componentes de extraterritorialidad que garanticen el acceso a la justicia

El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos realiza una visita oficial a México del 29 de agosto al 7 de septiembre, la visita cerrará con una conferencia de prensa donde presentarán su informe preliminar, mismo que, incluirá algunas recomendaciones al respecto de las visitas que realicen durante su estancia en nuestro país y las diferentes reuniones que tengan con empresas, entidades de gobierno, organizaciones de la sociedad civil y comunidades afectadas.

En el marco de la visita y para tener un panorama más completo sobre el contexto de nuestro país y al respecto del quehacer de las empresas, los expertos independientes se reunieron la tarde del martes 30 de agosto con comunidades afectadas principalmente por proyectos mineros, eólicos, hidroeléctricos y de infraestructura, entre otros. Las personas asistentes presentaron sus casos sobre abusos y violaciones de derechos humanos cometidos por parte de las empresas, los gobiernos locales, estatales y federal.

Uno de los casos que se presentaron fue el caso del Ejido de La Sierrita de Galeana en Durango, un caso emblemático de la defensa de la tierra y los bienes naturales ante de la industria extractiva en México. Daniel Pacheco, Presidente del Comisariado Ejidal expuso ante el grupo: “hay 269 empresas extranjeras operando proyectos mineros de los cuales 204 son canadienses y una de ellas Excellon de México, filial de la canadiense Excellon Resources se acercó en 2004 a La Sierrita para firmar un contrato de ocupación temporal para la explotación de la mina de plata “La Platosa” con engaños y amenazas. En 2008 con el acompañamiento de la organización Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales (ProDESC), negociamos un nuevo contrato con la empresa, que contenía cláusulas económicas, sociales y medioambientales para beneficio de la comunidad”.

Sin embargo, la empresa solamente cumplió con las cláusulas económicas, pero no con las demás y desde 2011 los integrantes de la comunidad han buscado tener acercamientos con la empresa para averiguar el motivo de sus incumplimientos. El Ejido ha explorado diversos mecanismos de diálogo y negociación, primero en 2011 ante la Oficina de Responsabilidad Social Empresarial para la Industria Extractiva del Gobierno de Canadá; luego, en 2012 con una instancia específica ante los Puntos Nacionales de Contacto de México y Canadá por violaciones a las directrices de la OCDE. En ambos procesos, la empresa decidió no entrar a un diálogo con la comunidad, alegando que actuaban de mala fe.

En su intervención Pacheco agregó “Ante la nula voluntad de la empresa para negociar, en julio de 2012 las y los ejidatarios de La Sierrita iniciamos una manifestación pacífica en las afueras de la mina con el objetivo de impulsar un proceso de diálogo real con la empresa, sin embargo, para octubre de 2012, la empresa llevó grupos de choque que nos desalojaron violentamente, usando maquinaria de la mina para destruir el campamento en el que estábamos”, al respecto de este suceso agregó “un reporte de organizaciones canadienses demostró en 2015, que en este desalojo la embajada canadiense estuvo involucrada a través de sus servicios de incidencia para empresas”.

Posterior a estas acciones, la Asamblea Ejidal del Ejido La Sierrita decidió interponer una demanda de rescisión del contrato de ocupación temporal contra la empresa. Actualmente el juicio se encuentra en su etapa final y se espera que la Magistrada encargada del caso tome la decisión final basada en los más altos estándares de impartición de justicia.

Actualmente el gobierno canadiense está iniciando un proceso hacia la elaboración de un plan nacional de acción y en ese sentido para finalizar su intervención y con base en el mandato que tiene el Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas de emitir recomendaciones a las empresas y los gobiernos, Daniel Pacheco exhortó al grupo para acercarse con el gobierno de Canadá de tal forma que se pueda plantear la posibilidad de que mejoren los mecanismos ya existentes (como los utilizados por La Sierrita en 2011 y 2012) e hizo énfasis en la importancia de que también se integre un componente de extraterritorialidad que garantice el acceso a la justicia para los casos de abusos cometidos por empresas canadienses hacia las comunidades en otros países.

Contactos de Prensa:

Greta Gómez Rico

Responsable de comunicación ProDESC

Oficina 55 52122229/30 – Celular 044 55 1503 2410

comunicacion@prodesc.org.mx