Dziuché

  •  

    • Sin autorización del ejido en 2011, durante la administración del gobernador de Quintana Roo -Félix González Canto-, se decretó parte del Ejido Dziuche como Reserva estatal.
    • En marzo de 2018, Comisariado Ejidal en funciones, promovió un amparo en contra de autoridades del gobierno del Estado de Quintana Roo; Juzgado de Distrito en Chetumal inicialmente lo desechó.
    • El Área Natural Protegida, a pesar de que oficialmente busca ser preservada, abre la puerta a terceros y empresas para el uso y goce de la administración y de los recursos naturales, con exclusión del Ejido.
    • Resolución representa un gran avance en la defensa de derechos ejidales: ProDESC

     

    El Ejido de Dziuche, en José María Morelos, Quintana Roo, con el acompañamiento jurídico del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), obtuvo la suspensión del Decreto como Área Natural Protegida, con categoría de Reserva Estatal, del Sistema Lagunar Chichankanab, que se ubica en tierras del Ejido. La suspensión fue concedida el 28 de junio pasado, por orden del Juzgado Primero de Distrito en el Estado, radicado en Chetumal.

    La resolución que dictó el Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, derivado del recurso de queja promovido por el Ejido Dziuche en contra de una resolución del Juzgado de Distrito, que inicialmente había declarado la improcedencia del juicio de amparo promovido por el Comisariado Ejidal en marzo pasado.

    La suspensión se concedió debido a que, el Decreto del Área Natural Protegida “puede tener por efecto privarlos [al Ejido] total o parcialmente en forma definitiva de la propiedad, posesión y disfrute de sus derechos agrarios propiedad de dicho Ejido dentro de las que se ubica gran parte de la laguna de Chichankanab”. Por lo anterior, ninguna autoridad del Estado de Quintana Roo puede legalmente desarrollar acto alguno que afecte los derechos del Ejido Dziuche sobre su territorio, incluida la laguna.

    Cabe mencionar que el Ejido Dziuche, con base en los derechos reconocidos en la Ley Agraria y otros cuerpos normativos, ha aprovechado de manera sostenible los recursos que posee. La gestión que hace el Ejido Dziuche de sus tierras integra un aprovechamiento forestal en cinco mil hectáreas; y la protección de más de cuatro mil hectáreas de selva bajo los esquemas de Unidad de Manejo Ambiental y Pago por Servicios Ambientales. El Ejido opera estas estrategias de manejo bajo reglas estrictas acordadas en el seno de su máxima autoridad, y preocupa que el polígono decretado como área protegida se sobrepone con dichas estrategias.

    También administra el ingreso a la Laguna Chichankanab, abierta al público para disfrute de familias locales, al ser el único balneario natural al que tienen acceso; la visitan además habitantes de poblados de Yucatán, como Peto, Tekax y Oxkutzcab.

    El Decreto del Área Natural Protegida se publicó en el Periódico Oficial del Estado, el 1 de abril de 2011, a pesar de que, desde 28 de junio de 2009, la Asamblea del Ejido Dziuche rechazó ceder 14 mil 026 hectáreas de su propiedad, para convertirlas en área natural protegida estatal, tal como lo solicitaron representantes del gobierno estatal, de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente y de la Asociación Amigos de Sian Ka’an. De este modo, las autoridades responsables nunca obtuvieron la autorización de la Asamblea Ejidal para que sus tierras fueran parte del área natural.

    Aunque el referido Decreto establece que la administración, conservación, desarrollo y preservación de los ecosistemas y sus elementos, quedan a cargo de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), con posterioridad señala que tal Secretaría puede celebrar convenios de concertación para “concesionar la administración del área protegida”. De este modo, el polígono del área natural protegida –que abarca una superficie de 11 mil 609 hectáreas terrestres y lagunares de gran valor ecológico- abre la puerta a que terceros (como empresas o asociaciones civiles) exploten, con exclusión del Ejido, los recursos naturales que legalmente le corresponden a Dziuche.

    Por tal motivo, el 26 de marzo de 2018 el Ejido, acompañado en lo jurídico por ProDESC, promovió una demanda de amparo ante el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Quintana Roo, quien inicialmente la desechó por improcedente, al supuestamente haberse promovido fuera de los plazos legales. En respuesta, el Ejido promovió un recurso de queja en contra de la resolución del Juzgado de Distrito. El fallo del Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito fue favorable y ordenó al Juzgado a admitir la demanda a trámite.

    “El Ejido abarca 27 mil 703 hectáreas, así que prácticamente la mitad del ejido queda dentro del polígono reservado. El área natural se promulgó sin nuestro consentimiento, porque nosotros en una Asamblea en 2009 dijimos que no estábamos de acuerdo, sin embargo, el decreto se publicó el 1 de abril de 2011”, expresó el Presidente del Comisariado Ejidal, Alberto Burgos Medina.

    De acuerdo con Juan Antonio López Cruz, Coordinador del área de Justicia Transnacional de ProDESC, la resolución representa un hito en el reconocimiento de los derechos agrarios y de propiedad, para garantizarles a los núcleos agrarios la posesión, uso, administración y goce de sus tierras.

    La laguna de Chichankanab posee un alto valor ancestral para la comunidad de Dziuche –que además de ser Ejido es una comunidad indígena- pues en ella se celebran aún rituales ligados a la cultura maya, como “Las Primicias”, para dar gracias a las deidades por la lluvia y el sol, y renovar los votos con la naturaleza, con la Madre Tierra, en los que participa todo el pueblo, lo cual garantiza la conservación de sus tradiciones y usos y costumbres.

     

    Ciudad de México, a 27 de agosto del 2018.

     

     

Boletín ProDESC

Facebook de ProDESC